Entre El viaje más largo y Yarini, el rey

El libro El viaje más largo es una compilación de reportajes cronicados del escritor cubano Leonardo Padura publicados en el diario Juventud Rebelde durante la década de los ochenta del siglo pasado. En ellos el autor recrea y resucita ambientes y costumbres que forman parte de la identidad cubana. Logra encontrar el clímax en cada historia, en cada anécdota o suceso. El Viaje más largo y Yarini, el rey son solo algunos de los ejemplos.

“Como un organismo vivo, el barrio chino nació, se desarrolló y ahora transcurre en una vejez reposada pero implacable…porque no se ha dado el último paso del viaje más largo”. Así comienza y termina el reportaje El viaje más largo redactado en estilo directo, aunque sobre la base de técnicas literarias. El texto cuenta la historia del Barrio Chino de La Habana y cómo aún preserva su identidad.

Pero el autor de La novela de mi vida no solo relata periodísticamente a partir de informaciones actualizadas o de referencia en El viaje…. La historia de Yarini, el proxeneta más renombrado de La Habana, aspirante a presidente de la República, (como le confesara a su padre), el chulo más notable de la historia de Cuba, el Rey, es otro ejemplo de reportaje contrastado y coherente (se puede apreciar la acertada retrospectiva utilizada por el autor para narrar los sucesos).

Desarrollados en bloque, a partir de estructuras temáticas que logran la unidad de los relatos, en El viaje… y en Yarini…el lector pudiera descubrir y/o profundizar dos historias que son todavía mitos.

El viaje más largo

Padura a través de un texto periodístico-literario profundiza en los orígenes del Barrio Chino de La Habana: la llegada de los primeros culús chinos el 3 de junio de 1847 al puerto de la ciudad, hoy capital, en busca de riquezas. Con las historias contadas por algunos nativos de China y la investigación en libros y periódicos de la época, le ofrece al lector los elementos necesarios para conocer y reflexionar acerca de la historia del Barrio – en 1853 había entrado a Cuba más de cinco mil personas del país oriental y entre 1853 y 1873 otros 130 400 aproximadamente; el importe de chinos como negocio; la llegada de otros procedentes de California, Estados Unidos, con capital suficiente para hacer vida comercial-.

Podemos evidenciar cómo el autor se auxilia de las grandezas y miserias de sus entrevistados, de las historias de vida de asiáticos aún vivos y de sus descendientes para validar el reportaje. En El viaje más largo se analiza “el misterio profundo de estos chinos celosos de sus costumbres, atados a la tradición en una lucha viva por vencer el desarraigo”, que viven en “el barrio chino más populoso de América Latina”. Deja “claro”-para los que así lo entiendan- que las historias y tradiciones “guardadas en el corazón de unos emigrantes sin retorno”, viven y seguirán viviendo. Porque a pesar de los sueños fracasados, la lejanía de sus parientes y las necesidades que sufrieron muchos, estos chinos devenidos cubanos eligen seguir adelante.

Yarini, el Rey

Padura, una vez más, da riendas sueltas a las técnicas de la narración para iniciar el reportaje y así presentar la vida de Alberto Yarini y Ponce de León, el hombre que “parecía reivindicar a golpes de portañuela nuestra virilidad dañada” (fragmento de uno de los parlamentos de Laura, personaje de la película Los dioses rotos (2008) protagonizado por la actriz cubana Silvia Águila). El autor no se conforma solamente con el testimonio de Cirilo, padre del protagonista de la historia, sino que recurre a los periódicos de la época y recoge las opiniones publicadas sobre “Yarini”.

Al carecer de las suficientes fuentes vivas, se auxilia de las pasivas: utiliza los testimonios recogidos en textos como Canción de Rachel, de Miguel Barnet, Sobre La Habana, de Alejo Carpentier y en el libro Confesiones de la Quinta de Higiene, donde se compilan algunos datos demográficos de la Cuba de la época (1910). Leonardo Padura en este reportaje utiliza también la entrevista como fuente documental: obtiene otros datos a través de Carlos Oliver, vecino de San Isidro que presenció la muerte del “señor que andaba con los dos perros”.

En este trabajo, el autor contextualiza y describe tanto el ambiente del barrio de San Isidro de 1910 (donde vivía Yarini) como el de la actualidad. “Ya en San Isidro no hay burdeles, ni vitrolas incansables, ni quioscos de apuntación. Este antiquísimo y siempre popular barrio habanero vive hoy un periodo de tránsito: junto a viviendas corroídas por el salitre y los años, el olor de cemento que desprenden las viejas edificaciones en plena reconstrucción, hablan de la esperanza de una nueva vida.”

Yarini, el rey permite conocer los inicios y el desarrollo de la prostitución en Cuba y, al igual que en El viaje más largo, expone algunas de las estadísticas sobre el tema. “En 1910, cuando Alberto Yarini alcanza el máximo esplendor de su reinado, en La Habana existían 529 prostitutas registradas, aunque, según un estudioso de la materia, esa cifra no debía pasar, en realidad, el diez por ciento de las mujeres dedicadas a vender sus caricias.”

La historia de Yarini, según el filme Los dioses Rotos, ópera prima del realizador cubano Ernesto Daranas

En La Habana de 1910 la prostitución era un próspero negocio controlado por los proxenetas franceses. El barrio de San Isidro era su reino hasta la llegada de Alberto Yarini y Ponce de León, joven de buena familia con ambiciones políticas que devino en el más famoso proxeneta de su tiempo.

La leyenda de Yarini alcanzó su clímax cuando conquistó a La Petite Bertha, la joya del Harem de Louis Letot, el cabecilla de los chulos franceses.

La tragedia era inevitable. Los dos proxenetas se mataron a balazos en la barriada de San Isidro.

Pero Yarini era un héroe popular y su muerte debía ser vengada. Estalló entonces la llamada “Guerra de las Portañuelas” en la que los franceses perdieron su reinado.

Un siglo después Yarini sigue siendo un mito.

Otras obras de Leonardo Padura

El hombre que amaba a los perros 2009

Viento de cuaresma 2009

Adiós, Hemingway 2006

La neblina del ayer 2005

La novela de mi vida 2002

Anuncios

Un comentario en “Entre El viaje más largo y Yarini, el rey

  1. Muy buena esta invitación a leer el periodismo literario y exquisito de Leonardo Padura. Excelente síntesis intercalada con fragmentos. Así la prosa clásica del autor cubano funciona como tentadoras carnadas al que pocos peces escaparán.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s