Memorias OFF LINE

Hoy vuelvo a actualizar mi bitácora. Casualmente el día de su onomástico.  Cumple dos meses de vida. Hasta el momento ha sido clickiada 766 veces.  No lo considero un récord pero al menos anima.

Algunas ideas me atacaron durante todo el tiempo que estuve sin conexión en provincia. Aquí van algunas de ellas a manera de flashazos.

Me preocupa algo

… la dependencia del mundo virtual, del 2.0.

Estoy aburrido. La Celestina, del escritor español Fernando de Rojas, Hojas de ruta, del cubano Luis Marré, algunas revistas y la TV no son suficientes. Además de mis amistades, mi pc, mis compañías reales… algo más me falta.

– La Habana dominical. La blogosfera. Facebook. Twitter. Algunos medios de información on line…

Tengo deseos de escribir

-Un lápiz rojo made in China. Tiene  la punta sacada!!! Las hojas me sobran. Recordaré los tiempos de primaria y secundaria!!! Es más, escribiré acostado en la cama como antes. No puedo. Sí, ya sé. Es mi caligrafía, son mis tachones, es el cayo del dedo del medio de mi mano derecha.

Es la una de la madrugada y no he podido dormir.

… hoy he vuelto a escribir gracias a ella.

Ojalá pudiera  estar en los preparativos del concierto de Juanes.

– de todas formas, el viernes no me dejaron tirar fotos.

Iba a enseñar algún carné de prensa…

– por favor!!!

Quisiera estar el domingo.

– Estoy incapacitado.  Además, sesenta y ¿? kilómetros me separan de la Plaza de la Revolución.

¿Estudio francés?

– El lunes empiezan las clases en la Alianza. No voy a poder estar el primer día.

Las historias de mis amigos del PRE

– Ellos lo decidieron así. Son sus experiencias. Son mis amigos.

Mi prima de once años me hace recordar la escuela

– Cuando llegaba tarde a los matutinos por quedarme dormido. Cuando corría por los pasillos. Cuando le echaba limón a los frijoles del comedor de mi seminternado. Cuando leía el libro de Historia de Cuba como si fuera literatura. Cuando iba a los círculos de estudio por las tardes  (¿a hacer las tareas o a ver a Lti?). Cuando mi mamá me decía: “el trabajo práctico es tuyo. Yo te ayudo a pensar, pero lo haces tú”…

Lester, mi primo, ya tiene 18 años

– Qué tiempos!!! POR FAVOR, no soy un viejo.

… y el domingo no llega!!!

– Me tengo que conformar con ver el concierto por la TV. Espero que no quiten la corriente.

Las tardes.

– Me encantan las del sábado. Principalmente de 7:00 PM a 8:00 PM.

Ya empezó el concierto

– Casi todo el mundo fue vestido de blanco!!! Y no les dieron pullovers en los centros de trabajo!!!. “Ojalá que se nuble. Para que los pobres puedan disfrutar más”-mi mamá-. Todo está organizado. Pero no hay suficientes pantallas. Demasiada gente para una sola.

Los cubanos sí que no entienden: el sol del mediodía, el bulto de gente, pomos de agua, sombrillas y “pá lante”. Lo demás va por los músicos.

Olga empezó con parte de lo mejorcito de su repertorio. “Se ve que es una fiestera”-mi papá- “La pobre, piensa que no van a empujar más.  “Se va a quedar sin sombrero!!!”- mi papá otra vez-“. “Si sigue bailando así se va a fundir antes de tiempo”- se escucha desde el público-. Olga, Olga, Olga, Olga…!!!!

Por fín se nubló

– Ya a la gente no le queda agua. Cuando saltan se ven los pomos vacíos. Pero no se van. Son las cinco de la tarde y la aglomeración de personas se mantiene idéntica.

Silvió debió cantar más temas

– Varela también

El final del concierto estuvo espectacular

– Van Van seleccionó el coro exacto para cerrar. Genial. Eso quedó para la historia. Olga y Juanes estuvieron emocionados. Al final, los artistas del patio no pudieron aguantar más. “El concierto se dio duélale a quien le duela y pésele a quien le pese”. La gente se quedó hasta la última nota a pesar del inmenso calor.

Espero que refuercen el transporte.

Qué va!!! No puedo seguir con este encierro!!!!

– Bienvenido al mundo real.

Anuncios

Un comentario en “Memorias OFF LINE

  1. Yesel, me alegra mucho que estés alegre, y con tanta alegría. Y motivado. Además, parece que esto de los blog tiene su encanto (hasta para ligar, tienes unas cuantas admiradoras). Bueno, tú sabes que yo soy de la generación puente entre la máquina de escribir ROBOTRON y el periodismo ciudadano del cyberespacio, así que me complace que ustedes sean mejores que nosotros, es ley de vida. Pero no olvides que la tecnología no puede sustituir uno solo de tus sueños, aunque sí puede contribuir a hacerlos realidad.
    Un abrazo,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s