Web 2.0: cultura entre lo público y lo privado

CALLE 13 VIENE A La Habana!!! La información me llegó por Twitter, una de las redes sociales que a mi manera funciona como un cast de noticias. René Pérez, Residente, lo confirmó en 140 caracteres en su cuenta (@Calle13Oficial) antes de cualquier medio de prensa digital o tradicional del mundo. Y es que más de doscientos seguidores llenan con informaciones minuto a minuto el timeline de uno de mis espacios públicos fragmentados en Internet (tal vez algún día pueda enviar y recibir mensajes vía TweetDeck, Echofon…).

Según declaraciones del propio boricua a una periodista amiga cuando llegó a La Habana,  “Twitter me sirve también para no tener intermediarios entre publicistas y la prensa, es decir, si quiero que la prensa se entere de algo pues lo pongo ahí y ya se enteran y es chévere en ese sentido. Llega rápido la información y me responden rápido también.”

Por opiniones como esta, prefiero seguir contactos personales y profesionales que cuelgan en tiempo real los tweets que algunos, como yo, pudieran conocer: @yanet, la vecina de la infancia; @venacacolega, mi amigo del preuniversitario, que es informático; @cubadebate, en mi humilde opinión, uno de los medios digitales cubanos más actualizados; @orlandoignacio (un cubano por internet, saturándose de diseño, interacciones, redes sociales, convergencias de medios… y multitareas!); @bbcnoticias y @JuventudRebelde, son algunos de los seguidores que me permiten conocer sus estados de ánimos, sus labores domésticas, cuándo será la próxima cita en el Bodegón de Teodoro para debatir los temas de interés común o el más reciente terremoto.

La Web 2.0 nace para socializar las aplicaciones entre los ciudadanos del mundo. Los usuarios tienen la oportunidad de construir significados y significantes en código para nada Morse en la pantalla de un ordenador. En solo unos meses hasta los grandes medios de prensa han tenido que insertarse en esta dinámica para y por los sujetos comunes. La comunicación vertical ha tomado otras direcciones un poco más horizontales (aunque cuestionables).

Entender las nuevas identidades culturales de los medios sociales de comunicación como forma de hacer política o de construir espacios atomizados y valorar la Cultura de una Web que se impone cada vez más en el mundo 1.0 es uno de los principales retos de Cuba. Cultura entendida no como simple modo de vida aprendido y compartido entre los miembros de una comunidad virtual y/o real, sino como la constitución significativa y la contextualización de las formas simbólicas:

… el soliloquio entre un clavo, un lápiz y un martillo del diseño de la cabecera genérica de mi blog; las tertulias para meditar entre amigos en el malecón habanero; las escenas del Festival de Cine y de Teatro de La Habana criticadas, quizás, por los espectadores menos fugaces: el público; la autopista cubana en imágenes pixeladas; los amigos de Facebook y los seguidores de Twitter como fuentes de información de nuevo tipo…

El ancho de banda de las conexiones cubanas quizás no pueda soportar hoy los tweets de los servidores del patio y foráneos. Tal vez el camino por recorrer a penas se sustente sobre la base de la aprensión. Lo que sí queda claro es que “construir una ciudadanía sostenible es concebir un nuevo usuario, un nuevo sujeto político, o no, en la llamada era digital”.

Anuncios

Un comentario en “Web 2.0: cultura entre lo público y lo privado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s