Retomados por la historia

Insurgentes es, en esencia, un documental ficcionado que informa con autenticidad sobre parte de la historia de Bolivia. El filme del destacado cineasta Jorge Sanjinés (El coraje del pueblo y Jatum auka) reconstruye los principales episodios de las luchas independentistas desde el siglo XVIII y hasta el XXI a través de un relato en retrospectiva que demuestra la continuidad del proceso liderado por la comunidad indígena de la nación andina.

Interpretado por descendientes de indígenas originarios y con la participación especial de Evo Morales, el filme muestra en cada etapa abordada a una Bolivia fustigada por la opresión extranjera y criolla. En élconvergen los logros del actual presidente indio boliviano; las protestas populares de las denominadas Guerra del Agua (2000) y del Gas (2003); los intentos del joven Eduardo Nina Quispe por llevar la educación a las comunidades indígenas en las primeras décadas del siglo XX; y las rebeliones de Tupac Amaru y Tupac Katari contra la colonia española a finales del siglo XVIII, entre otros hitos no menos importantes.

Especial tratamiento tiene en el filme la presencia de la mujer indígena en las luchas. Las figuras de Gregoria Apaza, hermana menor de Tupac Katari que asumió la conducción de las tropas militares indígenas; y de Bartolina Sisa, esposa del propio Katari que puso en pie a más de 150 mil indígenas para luchar en el altiplano boliviano, son representadas en la cinta con el mismo grado de heroicidad que caracterizó al resto de los jefes hombres.

Asimismo, otros personajes secundarios y extras femeninos son destacados con similar intencionalidad; tanto por la significación otorgada a la imagen como por las intervenciones que estos hacen en los diferentes momentos de la película.

Narrada por la voz en off del director con una singular lectura pausada, clara y breve; la película presenta a aquellos héroes de los pueblos originarios en una misma trama, y los convierte en protagonistas aislados por el rol que juegan el tiempo y los espacios. Los une la herencia del pasado y la necesidad de emancipación.

Insurgentes realiza una lectura social como fuente alterna de construcción del pasado. Aunque los años de lucha indígena suman siglos, en la película queda claro que su realizador está lejos de intentar contarlo todo linealmente. Sino que señala algunos hechos para establecer un diálogo con el ayer y explicar por qué la historia tiene un sentido hoy. Sanjinés, una vez más, demuestra sus dotes como cronista cinematográfico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s