Cine germano sobre el diván

Nadie sabe a ciencia cierta qué ocurrió aquel verano de 1910 entre Gustav Mahler y Sigmund Freud. Lo único que se conoce es que el encuentro entre el aclamado director de orquesta austriaco y el célebre sicoanalista duró cuatro días, entre las caminatas por las calles de la ciudad holandesa de Leyden y las confesiones sobre el diván. Sigue leyendo

Anuncios