Hubo apagón, en casi toda la población

La Habana dominical, y gran parte de Cuba, estuvieron apagados en la noche del 9 de septiembre de 2012. Una interrupción en una línea de transmisión de 220 000 voltios entre  las provincias de Ciego de Ávila y Santa Clara produjo afectaciones al servicio eléctrico desde Camagüey hasta Pinar del Río a partir de las 8:00 p.m. (aproximadamente). La “luz” retornó indistintamente a cada uno de los territorios cuando la medianoche anunciaba su llegada.

Anuncios